Schönbrunn

         Hace poco que he regresado de conocer una de las ciudades más bellas del mundo: Viena. Sus museos, sus palacios, sus iglesias, el Danubio… pero también la exquisita limpieza, el cuidado y el esmero con que se mantiene, y que se deja sentir por todas partes, el magnífico transporte público, la educación de sus gentes… En todos los sentidos, Viena es uno de los lugares que más me ha gustado.

         Y esto ha sido posible gracias a ti que, aunque no quieres que te nombre, casi no puedo evitarlo. Gracias por este viaje tan bonito.